fbpx

logo

ÁREA DE CULTURA. HISTORIA.

 

Pensamiento político contemporáneo: esplendor y crisis de la modernidad

Tras el impacto de la Revolución Francesa y de la Revolución Industrial se iniciaron los grandes debates políticos de la contemporaneidad. La confrontación entre liberales y conservadores, la expansión de los nacionalismos y la emergencia del movimiento obrero y del pensamiento socialista le dieron forma al siglo XIX. El derrumbe de la civilización decimonónica desataría dilatadas confrontaciones y experimentos totalitarios deshumanizadores. El breve predominio del pensamiento democrático liberal a fines del siglo XX no fue el fin de la historia, sino la ocasión para nuevas disputas en torno a sus fundamentos. En este seminario recorreremos los grandes debates, corrientes y autores del pensamiento político contemporáneo.

I. La era de la Revolución: discursos revolucionarios y democráticos (1789-1848).

A pesar de que la Revolución Francesa dio paso al Imperio napoleónico, el discurso revolucionario contra el Antiguo Régimen y las ideas democráticas se extendieron por toda Europa, impregnando a emergentes movimientos políticos.

II. La lectura conservadora: de Edmund Burke a Alexis de Tocqueville.

La imagen del Terror durante la Revolución Francesa, el derrumbe de las antiguas instituciones y el quebrantamiento del orden político y social produjeron una reacción que determinó la configuración de un pensamiento conservador, como lo fue el de Burke.

III. El programa liberal del siglo XIX: en torno a Jeremy Bentham y John Stuart Mill.

Los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la expansión de los códigos civiles, la reivindicación de los derechos individuales y de la libertad política contra el Poder arbitrario y despótico.

IV. El romanticismo y los nacionalismos decimonónicos.

La reacción contra los valores ilustrados y el racionalismo que se extendieron durante la Revolución Francesa impulsó la reivindicación de lo particular frente a lo universal, de la tradición ante la innovación, de la emoción por encima de la razón, y de la comunidad frente al individualismo, lo que se articuló con la emergencia de los discursos nacionalistas

V. El mundo obrero, pensamiento socialista y marxismos antes de 1917.

La Revolución Industrial trajo consigo el desplazamiento de trabajadores desde el campo hacia los nuevos barrios obreros que rodeaban los centros industriales, configurando un nuevo mundo obrero sobre el que se construiría el pensamiento y la práctica socialista.

VI. Doctrina Social de la Iglesia y socialcristianismo.

La Iglesia Católica demostró no ser ajena a los conflictos sociales y políticos que conmovían a las sociedades en el siglo XIX, marcadas por la aplicación del programa liberal y la expansión del movimiento socialista. El Papado respondió a la cuestión obrera promoviendo la Doctrina Social de la Iglesia, cuyo pensamiento contribuiría a darle forma.

VII. La modernidad cuestionada: de Freud y Nietzsche a la Escuela de Frankfurt.

Junto con el marxismo la obra de Sigmund Freud, fundador del psicoanálisis, y de Friedrich Nietzsche cuestionaron la validez de los grandes consensos liberales y racionalistas de la civilización occidental. Con ese mismo ímpetu se forjó la Teoría Crítica que, desde la Escuela de Frankfurt, contribuyó a una nueva comprensión del funcionamiento del poder.

VIII. La guerra civil europea y el pensamiento político (1917-1945).

La I Guerra Mundial barrió los restos del Antiguo Régimen que pervivían en Europa, y la Revolución Bolchevique de 1917 se convirtió para unos en hito liberador y para otros en amenaza de destrucción. Hasta 1945 Europa vivió fuertes confrontaciones que impregnaron al pensamiento y a la práctica política, implicando la emergencia de las experiencias totalitarias que darían forma al siglo XX.

IX. Pensar la política bajo la Guerra Fría, de Robert Dahl a Francis Fukuyama.

La reconstrucción de Europa, el debate en torno al desarrollo y la democracia, la creación de un nuevo orden mundial y la descolonización marcaron la agenda del pensamiento político bajo el manto de la bipolaridad de la Guerra Fría, confrontando dos maneras de comprender y practicar la política.

X. Respuestas a la crisis liberal: de Habermas y John Rawls a Laclau y Mouffe.

El agotamiento de los grandes metarrelatos de la modernidad, el denominado fin de las ideologías, el derrumbe vertiginoso y absoluto del mundo soviético, arrastró tras de sí muchas de las certezas que sostenían y daban estabilidad al proyecto político liberal y a la democracia. El pensamiento político desde finales del siglo XX hasta la actualidad ha respondido a esta crisis planteando alternativas y reflexiones.

 

CONTACTA-150x42

 

Profesor: Ysrrael Camero.

Duración y fechas: 10 horas lectivas. Del 14 de enero al 178 de marzo.

Horario: martes de 19.00 a 20.00 h.

Precio: 250 €

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies